Escape Room: Formativo y Educativo

¿Sabías que los Escape Room» están relacionados con la psicología? Se trata de una actividad que no solo ha revolucionado el mundo de ocio sino también los sectores de la educación y la formación, por las diferentes aplicaciones que tiene.

Mucho más que un juego

Escape Room Formativo

Un Escape Room es un juego en el que un equipo de personas que se encuentra encerrado en una habitación, debe encontrar la clave, siguiendo una serie de pistas, para poder escapar, todo ello con límite de tiempo. Una aventura que tiene mucho de ocio, y que puede ser más o menos realista, pero que en todos los casos hace que nuestro cerebro trabaje de determinada manera, desarrollando algunas habilidades y estimulando ciertos procesos psicológicos.

Aunque aparentemente pueda parecer una sencilla actividad lúdica, este tipo de juegos son una clara ejemplificación de cómo el trabajo en equipo ayuda a resolver problemas que una persona no podría solucionar por su cuenta.

Beneficios psicológicos de jugar un escape room

Escape Room Formativo

En un principio los juegos de Escape Room están diseñados para adultos, aunque generalmente se permite participar a los menores a partir de 16 años, cuando vayan acompañados de un adulto. Sin embargo, cada vez son más las empresas que realizan adaptaciones o crean salas ideadas para el público infantil, con propuestas muy variadas, divertidas y estimulantes para los más pequeños.

Los beneficios a nivel psicológico son los mismos en adultos que en niños:

  • Desarrolla la capacidad para resolver problemas. La mecánica del juego exige utilizar el pensamiento lógico, pero también el creativo, plantear hipótesis e intentar ejecutarlas para seguir avanzando en el juego.
  • Mejora las competencias verbales. La comunicación es fundamental para resolver cualquier escape room, ya que el equipo tiene que intercambiar ideas, proponer dilemas, gestionar problemas o desarrollar un discurso. Esto es una práctica muy necesaria en el día a día de cualquier persona, en el ámbito escolar, laboral o familiar.
  • Premia la perseverancia. Este tipo de juegos plantea una serie de juegos que requieren algo de paciencia y mucha perseverancia. Un valor que se debería entrenar más a menudo en una realidad en la que estamos acostumbrados a tener una respuesta inmediata. También puede ayudar a aprender a gestionar la frustración.
  • Desarrolla el pensamiento deductivo. El juego de Escape Room puede tener requerimientos físicos, pero especialmente exige el uso del intelecto y de toda nuestra inteligencia para resolver los diferentes retos. Se trata de un ejercicio muy positivo a nivel psicológico y cerebral.
  • Se aprende a trabajar bajo presión. Generalmente el reloj marca una cuenta atrás durante el juego, por lo que los participantes deben hacer todo lo posible por mantener su pensamiento racional libre de nervios y tensión.

Y además de estimular la inteligencia, favorece la cohesión social, ¿se puede pedir más?

Escribe un Comentario

Start typing and press Enter to search

Sala de Juego Escape RoomSemana Santa en Alicante
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad